Pulido y Abrillantado

El pulido de suelos es el proceso que utilizamos para restaurar viejos suelos de mármol en una nueva condición. El pulido de suelos no sólo deja los suelos de piedra natural con un perfecto acabado final, sino también que rejuvenece las negras lechadas devolviéndolas en su color blanco original.